De oído en oído

Esta obra, concebida como un ensamblaje de estafetas sonoras que han pasado de mano en mano y de oído en oído a través de diez músicos y tres compositores, finalmente llegan a mí. Interpretadas con instrumentos antiguos y modernos, navegué por el bajo de Frescobaldi a través de este sincretismo histórico musical. Mi cometido fue crear relieves, abrir ventanas y destacar motivos para crear una línea discursiva de experimentación para confirmar un collage sonoro. Este discurso respeta la cronología original y plantea una metanarrativa: una historia más allá de la historia que algún día nos contó Frescobaldi.

Bitter Campy

Este ensamblaje está hecho a partir de las fantásticas improvisaciones grabadas por Liminar están basadas en el bajo continuo. El trabajo de elección del material fue arduo pues cada improvisación es un vasto mundo sonoro. De ahí que me pareciera fundamental comprender el contexto musical para construir un diálogo a partir de cada monólogo. Bitter Kitch  de Iturralde –el ensamblaje previo al mío– me inspiró a lo largo de la obra, quise crear un juego de palabras y motivos a partir de su ensamblaje. El resultado es una obra de grandes contrastes, como el inicio que me parece campy –en el no buen sentido– ja.

Erika Vega

Compositora y violinista mexicana, Erika Vega ha recibido diversos premios y distinciones como The Eight International Jurgenson Competition en el Conservatorio Tchaikovsky en Moscú, “Call for Scores 2015” del Odyseia Ensemble en Bélgica, el Bludenzer Tage zeitgemäßer Musik 2016 Competition en Austria, el TACTUS young composer’s forum 2017 en Bélgica, LA Phil’s 2017 National Composers Intensive con Los Angeles Philarmonic en EUA, una beca por la Danish Arts Foundation en Dinamarca (2018-19) y The Henfrey Prize for Composition en la Universidad de Oxford, entre otros.

Ha participado en ManiFeste the academy IRCAM (2018-19) con el Ensemble Intercontemporain y en el programa Prototype VI en la Fundación Royaumont, en Paris (2018-19). Actualmente se estudia un PhD en composición en la Universidad de Oxford, Inglaterra, donde ha sido galardonada con la prestigiosa beca Clarendon Fund. Sus últimas obras exploran la relación entre música y literatura; estudia las analogías músico-lingüísticas desde un enfoque fonético, sintáctico y semántico para interactuar e intercambiar técnicas y cualidades estructurales.