Carlos Iturralde, guitarra eléctrica

(Ciudad de México, 1976)

Estudió composición y sonología en el Conservatorio Real de La Haya, Holanda. Su trabajo, que él considera una lupa auricular para eventos y objetos sonoros, está inspirado en el error, la imposibilidad y la negación. Su obra abarca improvisación libre y piezas de concierto, ya sean instrumentales, electrónicas o mixtas, así como instalaciones y colaboraciones para teatro, danza y cine.

Testimonio ronda 1

La problemática que plantea este ejercicio me pareció interesante: improvisar de manera libre sobre un bajo que pertenece a otra época y cuyo discurso está cerrado/terminado. Me apoyé más que en el bajo en la estafeta, como le llamaron a los sonidos que envió Roberto Rivadeneyra, el músico que grabó antes de mí; me sentí aliviado que se aventurara poco a poco en un material de naturaleza liminal, sobre el cual pude trabajar. En términos de la grabación de los sonidos, cuento en mi estudio con mejores recursos que el celular, así que en mi caso era una restricción artificial. En cuanto al espacio, no tuve problemas en términos de silencio o reflejos para grabar sonido, pero me pareció difícil grabar sin monitorearme con los audífonos, como hago usualmente cuando grabo. Ajustar el volumen de mi amplificador para escuchar la pista me tomó más tiempo de lo que esperaba y puede haber afectado el volumen general de la ejecución, pero supongo que es una cuestión de costumbre. Por último, la elección del instrumento en mi caso no ayudó, quizá con un instrumento no amplificado habría tenido menos problemas. Al día siguiente de grabar pensé en un par de soluciones que me habrían ayudado. En cuanto al video, no tengo más recursos que el teléfono, las condiciones de iluminación no eran las mejores en mi espacio pero hice lo mejor que pude. Fuera de eso, me parece que el smartphone cumplió con las expectativas para hacer una grabación decorosa.

Testimonio ronda 2

Para la grabación de la segunda ronda, debo admitir que extrañé la idea de la estafeta virtual. Me hubiera gustado continuar con ese esquema para la segunda intervención. El resultado depende ahora más del azar que de alguna suerte de mutación, aunque esto también lo considero interesante. En términos técnicos, como no fue necesario el video por tratarse de una pieza sonora, grabé el sonido de la manera en la que estoy acostumbrado. ¡Tengo bastante curiosidad por escuchar los resultados!